Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
To send the form must first write the text of the picture: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Un experto de Yale dice que obesidad, tatuajes y sexo de riesgo elevan la incidencia de enfermedades del hígado

Mario Strazzabosco prevé un aumento del 100% del cáncer hepático en 10 años y aboga en el CIMA por una ciudadanía mejor informada

Descripcion de la imagen
FOTO: Manuel Castells
24/06/08 13:18

"El estilo de vida tiene un gran impacto en la enfermedad hepática. Además de hábitos conocidos, como la ingesta de alcohol, otras conductas como tatuajes o una actividad sexual de riesgo están implicadas en infecciones virales adquiridas", aseguró el Dr. Mario Strazzabosco en su visita al Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra. Este científico es investigador de la Sección de Enfermedades Digestivas de la Universidad de Yale (EE.UU.).

En su opinión, la sociedad desconoce en gran medida la progresión de la enfermedad hepática. "Tenemos mucha información sobre los factores de riesgo que desencadenan en problemas cardiacos, pero la población no es consciente de que muchas enfermedades pueden progresar hasta el cáncer de hígado. Así, la obesidad se presenta como un factor importante de enfermedad hepática. Por ello, conviene fomentar medidas educativas que permitan reconocer los comportamientos de riesgo, de manera que logremos reducir el impacto de la enfermedad".

En los próximos años se espera un incremento espectacular del número de personas con enfermedad hepática avanzada. "Buena parte de estos pacientes serán enfermos afectados por hepatitis viral adquirida hace 10 años. Además de ser patologías de evolución lenta, estos enfermos no fueron tratados con interferón, por lo que pueden desarrollar una patología hepática avanzada. Se prevé que la incidencia de cáncer de hígado aumentará un 100% en los próximos 10 años".

El investigador de Yale abogó por el desarrollo de nuevas líneas de investigación centradas en el origen y tratamiento de la enfermedad hepática. "Debemos trabajar en estrategias que ayuden a ralentizar la progresión de la enfermedad hepática adquirida. Por otra parte, el conocimiento de la biología ofrece un papel muy importante en el abordaje clínico del paciente. Finalmente, el desarrollo de la terapia génica ayudará a preservar la función del hígado enfermo".

Optimismo ante la terapia génica

También visitó el CIMA de la Universidad de Navarra el Dr. Nicolas Ferry, director de Investigación de Bioterapia Hepática del Centro Hospitalario Universitario Hotel Dieu, de Nantes (Francia). Subrayó que en los últimos 15 años la actividad clínica de las enfermedades hepáticas se ha beneficiado del desarrollo de la terapia génica. "En un primer momento, la investigación se centró en el desarrollo de vectores [vehículos] que pudieran transportar de forma eficaz los genes a los pacientes. Hoy diversos grupos internacionales trabajan en nuevos vectores que optimicen su aplicación. El área de Terapia Génica y Hepatología del CIMA destaca por su experiencia en estudios realizados en cáncer hepático que permitirán el diseño de nuevos protocolos terapéuticos en los próximos 3 años".

El investigador francés recordó que la mayoría de las patologías hepáticas son enfermedades adquiridas, como hepatitis virales y cáncer de hígado, pero otras tienen origen genético. También mostró su optimismo por "la posibilidad de que la terapia génica se incorpore a la actividad clínica en poco tiempo, lo que beneficiará a un gran número de pacientes con cáncer hepático y enfermedad viral".

NEWS SEARCH

From:
Until: