Haz tu valoración:
Valoración:
Valoración: (0 Votos)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Colaboración público-privada para mejorar el abordaje clínico del paciente cardiaco y renal crónico

Profesionales del CIMA, de la Clínica, del Complejo Hospitalario de Navarra, de la Universidad de Navarra y de la empresa IKAN Biotech, impulsan el desarrollo de técnicas avanzadas que orientan una medicina personalizada para estos pacientes

Descripcion de la imagen
En el centro, D. Isidro Otano, paciente con enfermedad renal crónica, el Dr. Javier Díez, coordinador del proyecto, y D. Federico Velasco, paciente con insuficiencia cardíaca crónica, acompañados de los investigadores que participan en el proyecto MINERVA. FOTO: Manuel Castells
26/11/19 16:28 María Pilar Huarte

En Navarra hay más de 15.000 personas con insuficiencia cardiaca crónica y 64.000 con enfermedad renal crónica, enfermedades asociadas al deterioro progresivo del corazón y del riñón, respectivamente. La presencia simultánea de ambas patologías comporta un mal pronóstico para los pacientes y supone un elevado costo para el sistema sanitario.

Especialistas del CIMA, de la Clínica Universidad de Navarra, del Complejo Hospitalario de Navarra, de la Universidad de Navarra y de la empresa IKAN Biotech, han presentado esta tarde en el Salón de Actos del CIMA el proyecto MINERVA (Medicina cardIoreNal pERsonalizada en NaVArra). El acto ha contado con la participación de dos pacientes que han descrito cómo afecta la enfermedad en su día a día.

Alta incidencia y mal pronóstico

Uno de cada 5 navarros mayores de 40 años va a tener insuficiencia cardiaca crónica. Se trata de la 1ª causa de hospitalización en personas mayores de 65 años, y presenta un mal pronóstico, ya que la mortalidad a los 5 años del diagnóstico es casi del 50%. Por otra parte, 64.00 navarros presentan enfermedad renal crónica, lo que hace que Navarra sea una de las 5 comunidades del Estado con mayor incidencia de esta enfermedad. “El objetivo de este proyecto es el de desarrollar nuevos y más eficaces y seguros instrumentos para el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes en los que la insuficiencia cardiaca y las enfermedad renal crónica coinciden”, explica el Dr. Javier Díez, director del Programa de Enfermedades Cardiovasculares del Cima, especialista de los departamentos de Nefrología y Cardiología de la Clínica Universidad de Navarra y coordinador del proyecto.

Financiado por el Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, este proyecto impulsa el desarrollo de técnicas genómicas que ayuden a los profesionales sanitarios de la Comunidad Foral a implantar una medicina de precisión para estos pacientes. “El abordaje de los pacientes con insuficiencia cardiaca crónica supone un coste total para el Sistema Nacional de Salud español de 9.364 euros por paciente y año. La coincidencia de ICC y ERC (sin tratamiento sustitutivo renal) eleva dicho coste a 14.868 euros por pacientes y año. La implantación de estas técnicas avanzadas reducirá el gasto sanitario y mejorará la calidad de vida y el pronóstico de los pacientes.

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta: