Terapia génica de enfermedades adquiridas, cáncer

El desarrollo de nuevos vehículos (vectores) que permitan la transferencia de genes de forma eficiente y estable in vivo abre nuevas oportunidades para el tratamiento de diversas enfermedades humanas. Los HC-Ad derivan de Adenovirus, pero contrariamente a versiones anteriores, no contienen genes virales. Esta característica reduce su toxicidad y les confiere dos propiedades importantes: alta capacidad para albergar genes, y mantenimiento de su función durante largos periodos de tiempo. Considerando su aplicación más frecuente, esto supondría la producción endógena de proteínas terapéuticas durante varios años tras una única administración del vector.

Nuestro grupo ha perfeccionado el método de producción de los HC-Ad para conseguir un mayor rendimiento y pureza. El siguiente reto es adaptar este procedimiento a la producción a gran escala en condiciones aceptables para su uso clínico.

La terapia antitumoral puede ser una importante aplicación de los HC-Ad. Hasta el momento, la mayoría de las estrategias de terapia génica antitumoral han demostrado ser muy seguras, pero su eficacia es todavía baja, en parte porque la transferencia génica en los pacientes es baja y de escasa duración. Los HC-Ad pueden contribuir a superar estas limitaciones. En el laboratorio hemos empleado HC-Ads capaces de expresar genes inmunoestimuladores como la interleuquina 12 (IL-12) durante largos periodos de tiempo. Gracias a un sistema de control de la expresión inducible por fármacos de uso clínico, podemos mantener la producción de niveles terapéuticos de esta proteína, favoreciendo su actividad antitumoral y reduciendo los efectos adversos. En nuestros modelos animales de cáncer de colon este tratamiento es capaz de erradicar los tumores en la mayoría de los ratones, especialmente en combinación con quimioterapia. Actualmente estamos desarrollando nuevos HC-Ad equipados con una combinación de genes para lograr una mayor estimulación de la respuesta inmune contra los tumores, y esperamos poner a punto nuevos protocolos de tratamiento contra el cáncer de colon, hígado y páncreas. 

Pensando en futuras aplicaciones, estamos explorando la posibilidad de aprovechar las propiedades de los HC-Ad para transferir todo el material génico necesario para la modificación terapéutica del genoma in vivo. Es decir, conseguir la corrección de mutaciones genéticas o la integración de genes en localizaciones específicas del genoma de un organismo. Aunque todavía quedan muchos obstáculos que salvar, esto supondría por primera vez un tratamiento etiológico y definitivo para las enfermedades genéticas.



"Adaptación de los Adenovirus como vehículos para la transferencia de genes terapéuticos en cáncer y enfermedades congénitas", Rubén Hernández, PhD e investigador principal de Vectores adenovirales

Más información:

Contacto

Contacto:
Cibeles Pinto
Avda. Pío XII, 55
31008 Pamplona
España

+34 948 194 700 Ext. 4012
mcpinto@unav.es